Remember me es un excelente videojuego creado por el estudio francés DontNod, que se lanzó en 2013.

Su elemento diferenciador es su Storytelling: un futuro cercano donde los recuerdos son digitalizados y pueden ser compartidos y eliminados. Nilin, la protagonista, es una cazadora de memorias que tiene la habilidad de mezclarlas, y ahí es donde empieza a ser realmente interesante el planteamiento.

El buen guionista Stéphane Beauverger, creador también de Life Is Strange, nos introduce en una obra de corte cyberpunk, que trata asuntos filosóficos muy apasionantes. El principal de ellos es que somos lo que somos por nuestros recuerdos. Este tema tan sugerente, al tiempo que inquietante, ya lo traté en el artículo sobre Westworld y la creación de personajes, pero de este videojuego podemos extraer unas lecciones muy valiosas para nuestra narrativa.

¿Por qué tiene esta motivación el personaje? Es una de las principales preguntas que nos hacemos como Storytellers.

Estos artículos de El Storytelling según…, en este caso Beauverger, no son análisis del juego. Si quieres conocer más aspectos sobre el título, te invito a que busques las numerosas reviews del juego, aquí nos centramos en un aspecto que consideramos fundamental: La motivación de los personajes

Una de las principales preguntas que nos hacemos como Storytellers es: ¿Por qué tiene esta motivación el personaje? Nuestro trabajo consiste en hacerlo coherente con su comportamiento, podemos definir que quiere completar una venganza, pero ¿realmente por qué quiere vengarse? ¿Hay alguna motivación escondida? Esas reflexiones son las que nos hacen desarrollar mejores personajes.

En Remenber me nos ofrecen un ejemplo para entender las motivaciones basándose en lo importante que es el pasado y sus recuerdos, que no siempre son lo mismo. Al principio de juego, casi a modo de tutoríal, ocurre la siguiente secuencia (no te preocupes porque es un mini spoiler sin consecuencias).

La cazarecompensas Olga Sedova va tras Nilin, protagonista y terrorista buscada por el gobierno. Antes de que Sedova la atrape, Nilin consigue mezclar sus recuerdos en una secuencia jugable, donde podemos descubrir que es cazarecompensas porque su marido está enfermo y sus cuidados son extremadamente caros, por lo que necesita el dinero urgentemente. Aquí tenemos su motivación para capturar a Nilin. Sería algo clave que escribiríamos en nuestra ficha de personaje. Entonces provocamos el cambio, modificamos sus recuerdos y hacemos que el gobierno mate a su marido, algo que solo ocurre en su cabeza. Ahora su motivación es la venganza e inmediatamente pasa a ser colaboradora de Nilin en su cruzada contra el sistema establecido en Neo Paris.

Una de las escenas jugables en las que podemos mezclar la memoria.

Lo más fascinante de esta lección que nos da Beauverger, es que no se ha modificado nada más del personaje. Tiene sus mismas habilidades, su mismo comportamiento, sus mismos rasgos de personalidad, pero, solamente cambiado un detalle de sus recuerdos, modificamos completamente sus motivaciones.

Cuando escribimos una ficha de un personaje para un videojuego, o cuando estamos escribiendo una novela, debemos conocer muy bien el background de los personajes y podemos modificarlo para ajustarlo mejor a sus motivaciones. En muchas ocasiones será información que no verán los jugadores, lectores o espectadores, pero nos ayudará enormemente a crear personajes que sean más sólidos porque la motivación tiene que ser muy clara para no crear frustración.

Es una pena no poder conocer más detalles de la sociedad de Neo Paris.

Remenber me es una pequeña joya, es una pena que el estudio optará por potenciar la jugabilidad por encima de la narrativa, que avanza a trompicones y que apenas nos deja ver una pequeña capa de la sociedad de Neo Paris, pero nos plantea cuestiones para reflexionar y tiene un final apasionante.

Storyteller, Diseñador de Videojuegos y creador de Gametopia y sus cursos online. Creativo en la agencia de publicidad Flas Marketing y profesor de Guion y Diseño de Videojuegos en el Master de la Universidad Politécnica de Madrid. Leer más

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!