Estoy bien jodido, ¿quién me mandaría venir a esta mierda de roca abandonada? Debería haber dejado que la estirada de Pearl se hiciera con este encargo, ni siquiera estoy seguro de si ese artefacto existe.

Tengo que ponerme en marcha ya, en menos de cuatro horas la noche cubrirá este sector y la temperatura bajará 290º a toda velocidad, mi traje no está preparado para soportar esa temperatura, en pocos segundos me quedaré como una cochambrosa estalagmita pegada a esta bola de barro.

Aún no sé cómo he podido dar esquinazo a esos Cosechadores al entrar en la atmósfera, pero no tardarán en encontrar el rastro térmico de los motores y saber dónde estoy, eso si deciden ir a por mí, porque es muy posible que tengan la posición exacta del artefacto, si no, ¿qué coño están haciendo aquí? Sí, tienen que haber venido por el artefacto, nadie dijo que habría competencia, pero en este negocio ¿cuándo no la hay?

Por los colores de la nave son del Décimo Infierno, esos tíos son realmente duros, de los que siempre necesitan aplastar cráneos antes de irse del bar. Me han dejado la Caronte hecha unos zorros, un par de impactos más y no lo cuento. En ese estado, tratar de salir del planeta sería un suicidio, mi única salvación es llegar hasta la colonia abandonada de Dorok, recargar a toda hostia las baterías portátiles para recuperar mi sistema de navegación y salir de aquí antes de que se haga de noche. Podría intentar extraer el artefacto, el TrackSaurio indica que la cueva está a solo unos pocos clics de Dorok. Sería hasta fácil si pudiera ver algo en este asco de atmósfera que parece una cortina de tela tosca y áspera. Pero no vale la pena jugársela por un trabajo que me han vendido mal.

Ya han pasado casi dos horas y el ambiente ya no está tan claro. Tengo la garganta irritada y se me están empezando a helar las pelotas. La colonia se encuentra en un estado lamentable, si no tuviera tanta prisa hasta podría empezar a sentir algo de miedo. He logrado atravesar los desfiladeros de los Susurros Desvelados sin tener noticias de esos Cosechadores, aquí tampoco hay ningún rastro. Menos mal que el camino excavado en la ladera estaba aún abierto, pensar en atravesar los antiguos campos verdes de cultivo me pone de los nervios, deben estar infectados de Thumpas. ¡El generador de la colonia! Sigue intacto, vamos, vamos, vamos, tú puedes encenderlo… eso es, con calma… ¡Bingo!

La verdad es que aún tendría tiempo de ir a esa cueva mientras se recargan, pero no estoy seguro de cuánto va a pagar ese diablo de Sirio por este trabajo. Como tenga algún problema, la oscuridad me va a dejar realmente frío y no creo que sea una experiencia agradable morir congelado. Debería enfocarme en salir de aquí.

De acuerdo, el TrackSaurio sigue funcionando y muestra la ruta, no debería tardar mucho en volver. Eres un tipo duro, metro ochenta de hierro, has estado en situaciones peores y te mueres de ganar por saber que es lo que quiere Sirio. Puedes hacerlo.

Ya estoy cerca. Es una zona de pequeños barrancos, el camino continúa por allí y se curva detrás de… ¡espera! ¿qué es ese ruido? ¡Me cago en…! los Cosechadores, son dos y van por el camino de la ladera. Con la actual densidad de la atmósfera su nave tampoco puede volar bajo. Están unos pocos clics por delante, pero están igual de jodidos, sus trajes son solo ambientales, como el mío, no aguantarán mucho cuando esto empiece a enfriar de verdad, asco de temperatura. No debían esperar compañía en este trabajo, me pregunto de dónde habrá robado el granuja de Sirio la información.

Si me ven no tengo nada que hacer ante ellos, tienen mejores armas, por no hablar del tamaño de sus espaldas, ¿acaso solo contratan gorilas? Ahora veamos si puedes hacer algo realmente duro como sobrevivir a estos tipos. Un momento… ¿por qué toman ese camino? Se están metiendo en un barranco diferente. Solo tendré esta oportunidad, corre, corre, corre, sí, eso es. Esos malditos infelices no han debido equilibrar los relojes atómicos de su nave, habrán tomado como referencia los datos del planeta antes del incidente, ahora la gravedad y la velocidad del planeta han decrecido, apenas es sensible, menos para el ecosistema que se fue a la mierda, pero lo justo para que las coordenadas de sus sistemas de navegación tengan un ligero error. La gravedad hace que el tiempo en el espacio sea mínimamente diferente al interior del planeta, es algo básico de los satélites de posición global, adelantar o retrasar determinados microsegundos en función de la altitud de la órbita y la densidad del planeta para sincronizarse con la superficie y ofrecer una posición exacta. Pearl me dio los últimos datos correctos del planeta, pero estos necios solo han debido consultar las bases de datos orbitales, que están desfasadas, porque a quién le importa este miserable planeta. ¡Deben estar buscando a unos 5 clics de aquí!

Ahí está el artefacto. Media hora de caminata, me tiemblan las rodillas, pero la cabeza aún la tengo clara. Esta cosa no parece mucho, pero ¿quién soy yo para cuestionar los extravagantes gustos de los clientes? Tengo que salir de aquí cagando hostias… ¡Asco de planeta!

 

Leer más relatos de Ciencia Ficción

Relato e ilustración pixel art creados por Daniel González

Storyteller, Diseñador de Videojuegos y creador de Gametopia y sus cursos online. Creativo en la agencia de publicidad Flas Marketing y profesor de Guion y Diseño de Videojuegos en el Master de la Universidad Politécnica de Madrid. Leer más

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!