Una sinopsis es un resumen de 1 o 2 páginas de tu historia en el que tienes que contar el arco de la historia, presentar a los personajes principales, los giros y la evolución hasta el final, ¡casi nada!

Escribo este artículo porque normalmente a mis alumnos les cuesta mucho condensar una historia compleja y rica en detalles en una mera sinopsis. Pobre sinopsis, es un documento eternamente despreciado, pero es tremendamente útil cuando tenemos que ‘enseñar’ nuestra historia. En Videojuegos es esencial añadirla en el Game Concept Document (GCD), pero en literatura tenemos a los editores o agentes que quieren ver de qué va la historia antes de comprometerse a leerla.

Personalmente me parece que escribir una sinopsis te ayuda a ver qué es lo realmente importante de tu historia, te da unos pilares a los que agarrarte para no perderte en las rutas alternativas de trama.

A la hora de escribir las sinopsis tienes que tratar de que se entienda perfectamente las motivaciones de los personajes. Si el prota tiene que salvar al mundo, que se sepa por qué no se queda en el sofá de su casa viendo su serie favorita. Este suele ser uno de los puntos fuertes de la sinopsis, rápidamente se ve si tienes fallos de motivaciones.

El fatídico ‘más de lo mismo’ es algo que detectamos con este documento. Si nuestra historia no tiene nada especial o sorprendente quedará tremendamente aburrida en una sola página. Una sinopsis tiene que darte ganas de leer la historia completa.

No se trata de hacer un resumen punto por punto, tienes que mostrar las emociones que sienten los personajes

Este documento no lo escribimos como una novela, tiene un lenguaje más directo y normalmente se escribe en tercera persona y en presente, como si se lo estuviéramos contando a un amigo mientras tomamos café. Lo importante es la historia no el estilo. Pero tampoco te pases de esquemático, no se trata de hacer un resumen punto por punto tipo: “El personaje derrota a este enemigo y descubre que tal personaje le ha traicionado”. Eso sería muy aburrido y sin alma. Puedes decir algo del estilo: “El personaje logra derrotar a su antagonista tras más de una hora de persecuciones y peligrosos tiroteos por los techos de la ciudad. Tras el encarnizado combate su enemigo le dice una angustiosa verdad, tal personaje le ha traicionado por dinero, ¿por qué? se pregunta nuestro protagonista”.

Qué debe contener una sinopsis.

Escribir una sinopsis es difícil, eso lo tenemos claro, y muchas veces escondemos cosas como si nos diera miedo hacer spoilers, pero… ¡que no es un tráiler! Es tu historia condenada.

Céntrate en la trama y personajes principales, no malgastes párrafos con subtramas o con detalles que no son relevantes. Describe de manera clara y concisa el conflicto central del protagonista, qué es lo que quiere y no puede obtener y cómo logra el éxito o el fracaso. Si el personaje tiene un arco de transformación necesitamos ver claramente cómo empieza y en qué persona se convierte al finalizar.

Asegúrate de que la relación principal que tenga el personaje central con otro personaje esté presente. Puede ser una historia de amor o de odio. Trata de poner los sentimientos de los personajes, son más importantes que sus nombres o su descripción física.

Si pones un diálogo tiene que ser muy característico del personaje, que muestre su forma de hablar y que sea un momento clave de la historia. Sí, el diálogo de “yo soy tu padre” iría en la sinopsis.

Piensa en elementos que potencien tu temática. Si tu historia es de ciencia ficción comprueba que la sinopsis tenga algo que explique la tecnología o el mundo. Si transcurre en la Roma Imperial trata de mostrar cómo vivían.

Para saber qué debo poner o quitar de mi documento piensa en que si quitaras de la historia esa parte o ese personaje, ¿seguiría siendo interesante? ¿dejaría de tener sentido sin esa escena?

Escribe el documento de manera fluida, como si fuera un relato, no lo dividas en apartados o pongas títulos a las secciones, no es un informe de trabajo.

Cómo empezar tu sinopsis

Todos los comienzos son difíciles por eso lo mejor es que intentes que en el primer párrafo aparezca el protagonista, su conflicto principal y su motivación. Algo así:

Eran las tres de la mañana, Alan solo podía pensar en cómo completar su venganza. El cuerpo de su hermano estaba ensangrentado en el suelo, la Yakuza lo había matado pensando que era él. Eso le daba una oportunidad para acabar con ellos de una vez por todas.

Mi consejo es que practiques y escribas mucho, yo sufro horrores cuando tengo que hacer una, pero cuando la termines, y ves que tiene sentido, todo es mucho más fácil.

Storyteller, Diseñador de Videojuegos y creador de Gametopia y sus cursos online. Creativo en la agencia de publicidad Flas Marketing y profesor de Guion y Diseño de Videojuegos en el Master de la Universidad Politécnica de Madrid. Leer más

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!