Me encantan las fichas de LEGO. Tuve la suerte de pasar gran parte de mi infancia creando naves espaciales, que me llevaban a planetas llenos de aventuras. Nada dispara tanto la imaginación como unas pocas fichas de LEGO, porque no hay un diseño bueno o malo, siempre hay Storytelling en todo lo que hagas.

De mayor he seguido trabajando con LEGO en los cursos. Su poder radica en que te obliga a conceptualizar, en mantenerte simple, pero, sobre todo, te anima a imaginar posibilidades.

En este curso 2017-18 los he usado por primera vez en el Master de Diseño y Programación de Videojuegos en la asignatura de Narrativa para dar forma a los escenarios. Otros años los había usado en Gamificación, pero me apetecía probar dentro de Narrativa. Propuse a mis alumnos que crearan unos escenarios donde lo importante fuera la jugabilidad. En lugar de escribir, les pedí que lo representarán con fichas de Lego y que trabajaran en grupos, que fuera un escenario conjunto donde todos pudieran plasmar sus ideas.

Tras unos momentos de dudas y miedos, algunos nunca habían jugado con LEGO, es lo que tienen los Millennials, las ideas y la colaboración comenzaron a fluir a velocidades increíbles, todos tenían algo que contar. Algunos con mejores figuras que otros, pero en general había narrativa y jugabilidad.

Master de Videojuegos Storytelling
Trabajar con LEGO fomenta la colaboración y comunicación en los equipos de clase.

Cuando nos enfrentamos a la tarea de contar una historia, y al mismo tiempo de diseñar, nos encontramos con el problema del 2D. Escribir está muy bien para plasmar las ideas, pero en realidad estás creando un entorno 3D interactivo, ¿no es mejor representarlo en un entorno ‘real’ con fichas de LEGO?

Entre risas y piques, salieron dos escenarios muy interesantes, con exploración, trampas, enemigos, peligros y sobre todo mucho Storytelling.

GamesUPM trabajando con LEGO
Uno de los diseños de escenarios, con un enemigo final enorme, zonas de exploración y puzles.

Consejos para crear un Storytelling con LEGO

Te animo a que te diviertas y practiques con fichas de Lego. Puedes comprarte una caja de ladrillos y empezar a contar una historia. Estos son algunas cosas que puedes hacer:

Empieza por hacerte preguntas sobre la historia y respóndelas con las figuras.

¿Podría sobrevivir un astronauta a un aterrizaje de emergencia en un planeta hostil? Haz el nivel con LEGO y simula la historia.

Piensa en historias secundarias. ¿Cómo viven las bestias que habitan ese planeta? Simula una cueva que se pueda explorar.

Crea figuras no tradicionales. Deja volar tu imaginación, voltea, intercambia… todo está permitido con LEGO, ¡diviértete!

Piensa siempre en movimiento. Si quieres construir un escenario haz que se abran puertas, se derrumben muros… ¡Interactividad!

Por último, si puedes, graba tu Storytelling en vídeo. Si tienes que enseñarle a tu equipo cómo es el nuevo diseño de nivel de un videojuego, cómo es la secuencia del corto que estáis rodando o cómo es la historia de un personaje, cuéntala con un vídeo.

Mira este vídeo de LEGO. Obviamente no tienes que hacer esas animaciones, pero cuando lo veas lo entenderás.

¿Qué te ha parecido trabajar con LEGO? ¿Te animas?

Storyteller, Diseñador de Videojuegos y creador de Gametopia y sus cursos online. Creativo en la agencia de publicidad Flas Marketing y profesor de Guion y Diseño de Videojuegos en el Master de la Universidad Politécnica de Madrid. Leer más

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!